ENFERMEDAD MORTAL, LA

ENFERMEDAD MORTAL, LA

10,58 €
IVA incluido
NO DISPONIBLE
Editorial:
TROTTA
Año de edición:
Materia
Filosofia
ISBN:
978-84-8164-982-6
Páginas:
176
Encuadernación:
RUSTICA
Colección:
VARIAS
10,58 €
IVA incluido
NO DISPONIBLE

Con La enfermedad mortal Kierkegaard continúa y profundiza su anterior El concepto de la angustia. Las dos obras pertenecen a la etapa literaria más madura del escritor y el tema dominante en ambas es el mismo: el pecado original. La angustia constituye para Kierkegaard el punto cero de la existencia, y desde él se puede por igual girar hacia la fe o hacia la desesperación. En este tratado, firmado por el pseudónimo kierkegaardiano ½Anti-Climacus+, la desesperación es considerada como una enfermedad, una ½enfermedad del yo+, relativa a ½lo eterno en el hombre+, y la única estrictamente mortal: ½un estar muriendo eternamente, muriendo y no muriendo, muriendo la muerte?, pero morir la muerte significa que se vive el mismo morir+. La desesperación es ½algo muy dialéctico+. Justamente, el autor de la presente ½exposición cristiano-psicológica para edificar y despertar+ se dedica a trazar este movimiento dialéctico de la desesperación. Descubre sus formas características, en su camino destructor, hasta establecer la desesperación como el pecado definitivo: desligar el yo del Poder que lo fundamenta, haber perdido a Dios y, con ello, haberse perdido a sí mismo.

Con La enfermedad mortal Kierkegaard continúa y profundiza su anterior El concepto de la angustia. Las dos obras pertenecen a la etapa literaria más madura del escritor y el tema dominante en ambas es el mismo: el pecado original. La angustia constituye para Kierkegaard el punto cero de la existencia, y desde él se puede por igual girar hacia la fe o hacia la desesperación.

En este tratado, firmado por el pseudónimo kierkegaardiano «Anti-Climacus», la desesperación es considerada como una enfermedad, una «enfermedad del yo», relativa a «lo eterno en el hombre», y la única estrictamente mortal: «un estar muriendo eternamente, muriendo y no muriendo, muriendo la muerte..., pero morir la muerte significa que se vive el mismo morir».

La desesperación es «algo muy dialéctico». Justamente, el autor de la presente «exposición cristiano-psicológica para edificar y despertar» se dedica a trazar este movimiento dialéctico de la desesperación. Descubre sus formas características, en su camino destructor, hasta establecer la desesperación como el pecado definitivo: desligar el yo del Poder que lo fundamenta, haber perdido a Dios y, con ello, haberse perdido a sí mismo.

Otros libros del autor