REGLAS PARA SER UNA CHICA

REGLAS PARA SER UNA CHICA

-5%
16,25 €
15,44 €
IVA incluido
En stock
Editorial:
HARPERKIDS
Año de edición:
Materia
Literatura romantica
ISBN:
978-84-18279-18-8
Páginas:
256
Encuadernación:
Rústica
-5%
16,25 €
15,44 €
IVA incluido
En stock


ACORDAOS, CHICAS
Poneos un poco de color en la cara. Depilaos las piernas. No os maquilléis demasiado. No llevéis falda corta. No distraigáis a los chicos teniendo cuerpo. No seáis de esas que no pueden comer pizza. Ah, ¿pero también te tomas un batido? ¡Anda! ¿Has engordado? No os pongáis tan flacas como para quedaros sin curvas. No tengáis tantas curvas como para no estar flacas. No ocupéis demasiado sitio. Sed graciosas, pero sin agobiar. Sed listas, pero ojo, que os queda mucho que aprender. No os dejéis pisotear, pero tampoco seáis mandonas, por favor. Id de tranquis. Sed campechanas. Id de colegas con los chicos. Pero tampoco tan de colegas. Sed feministas. Mujeres del mundo, uníos. No vayáis de fáciles. Nos os dejéis a la primera. No seáis unas estrechas. No seáis frías. No vayáis de solo amigas. No estéis desesperadas. No dejéis que vaya la cosa demasiado lejos. No les hagáis pensar lo que no es. No les reprochéis que lo intenten. No vayáis solas de noche por la calle. ¡Pero no os pongáis nerviosas! No os preocupéis tanto. ¡Podéis hacer lo que queráis! ¡Podéis ser lo que queráis ser! ¡Pero que no se os olvide sonreír!
EMPIEZA MUY PRONTO: APRENDES LAS REGLAS PARA SER UNA CHICA.
A Marin siempre se le ha dado bien guiarse por estas normas tácitas. Alumna ejemplar, y directora de la revista de la escuela, su sueño es entrar en la Brown University. Parece destinada a un futuro brillante, y su profesor de literatura, el joven y carismático señor Beckett, siempre está dispuesto a elogiarla por su forma de escribir, y a comentar libros con ella.
Pero llega el día en que «Bex» va demasiado lejos y se le insinúa. Marin está conmocionada, horrorizada. ¿Lo ha incitado de alguna manera? ¿Ha sido culpa suya?
Cuando Marin tiene el valor de explicárselo a la dirección, nadie la cree. A partir de entonces no le queda más remedio que enfrentarse cada día en clase a Bex, con la diferencia de que ahora él tiene cuentas pendientes.
A pesar de todo, Marin no piensa echarse atrás. Usa la revista de la escuela para pasar al contraataque y, tras crear un club de lectura, se gana la complicidad de las personas más insospechadas, como Gray Kendall, que siempre le había parecido el típico deportista sin cerebro. A medida que se caldean los ánimos, en el instituto y en su vida personal, Marin tiene que buscar la manera de recuperar el poder y escribir sus propias reglas.
Por Candence Bushnell, la autora del bestseller Sexo en Nueva York